El mundo a sus pies

Entrada a la Cueva de Las Cabras, 30 de junio de 2019, cerca de las 21.00 hs, atardeciendo…



Múltiples sensaciones. Recuerdo nada más llegar al lugar, que salió un halcón de entre las rocas sobrevolando a nuestra altura. Lo vi subiendo aprovechándose del viento hasta una considerable altura y se pasó allá arriba varios minutos piando, no se si advirtiéndonos y protegiendo lo suyo (seguramente) o burlándose de que no eramos capaces de hacer lo que él… volar.


La sensación de vértigo me invadió de una manera un tanto angustiosa, eso de ver subirse al colega a una roca y que a cada paso que daba me creaba desasosiego, no era muy agradable que digamos.
Aunque las vistas son alucinantes, transmiten quietud y tranquilidad, sin embargo hubo momentos de nervios y risas flojas.
Se que todo está en la mente y es la que manda. Inevitable por mi parte.


Aplaudo sinceramente a @jezielmartin, tenía más vértigo que yo (es lo que él me decía), sin embargo allá fue a subirse a lo mas alto de las rocas.

Es difícil hacer una selección tan pequeña de unas fotos que me gustaron enormemente, subo 4 como representación de todas, ninguna tiene desperdicio, a multitud de aperturas (incluso algunas a 1/15 a pulso geniales), Isos, velocidades… cambios de luz graduales, esperando, esperando…
Usé el Sigma 24mm f1.4 y el 35mm f1.4 ámbos para Sony. Cada cual en lo suyo, me apena no haber tenido un 17mm aunque creo que no sería lo mismo. 
Fue un rato divertido, con nervios y risas. Momentos que se guardan para siempre y para celebrarlo… la cervecita en La Villa. (al final se trata de eso).
😉

  • Cámara: ILCE-7M2
  • Apertura: ƒ/9
  • Velocidad: 1/400s
  • ISO: 100
  • Longitud focal: 24mm
  • Flash disparado: no